>

Un Volkswagen Polo con sorprendentes 1032 CV

Una de las costumbres que se tienen a la hora de restaurar un coche antiguo, es equiparlo con tecnología de última generación en materia de velocidad, y hacer de un clásico un verdadero coche deportivo de hoy día.

Tal es el caso de un Volkswagen Polo de primera generación (producidos de 1975 a 1981, también conocido como Volkswagen Derby) que ha logrado alcanzar unas prestaciones que, seguramente, su dueño no esperaba.

En primer lugar, se le sustituyó su motor original (de apenas 60 CV) por uno de 1.9 litros construido por AME Racing, con 16 válvulas y un turbocompresor Garrett GT640R, lo que le ha brindado a este pequeño auto alemán una potencia de 1032 caballos de fuerza.

Esta sorprendente marca va acompañada una aceleración de 0 a 100 en 2.3 segundos (definitivamente muy superior a muchos superdeportivos) y una velocidad máxima situada en unos 300 kilómetros por hora.

Por si puede parecer poco, en carreras de cuarto de milla (para lo que fue preparado) este clásico ha logrado un récord de 9.15 segundos, con una velocidad de meta de 257 kilómetros por hora.

Una verdadera hazaña que demuestra que los coches clásicos se llevan muy bien con la tecnología de última generación.

Vía: Diario Motor

Tags:

0 Comentarios

Puedes ser el primero en dejar un comentario.

Deja un comentario