>

El sistema de frenado automático de Ford, a prueba en condiciones reales

active-city-stop-560x300

El circuito urbano de Mónaco puede ser la cita más destacada en el calendario de la Fórmula 1, pero para los conductores habituales son las calles de París las que presentan el reto definitivo. La capital francesa es conocida por ser uno de los lugares del mundo más estresantes para conducir, con tráfico abundante, cruces peligrosos y conductores que intentan pasar por el hueco más diminuto.

Estas condiciones hacen que París sea el terreno de pruebas ideal para la tecnología Ford de frenado automático Active City Stop. Tras haber sido probada de manera exhaustiva en circuitos cerrados, los ingenieros buscaron un entorno real que pusiese a prueba esta tecnología.

“Las calles de París son para conductores valientes, con múltiples carriles de tráfico rápido compitiendo por encontrar espacios y cruces de calles congestionados que ponen a prueba los nervios del conductor más habilidoso”, ha afirmado Nils Gerber, experto técnico de Ingeniería de Sistemas Eléctricos y Electrónicos de Ford Europa. “Sabíamos que estas calles serían perfectas para poner a prueba el Active City Stop en condiciones que no pueden recrearse en circuitos de pruebas”.

Una versión avanzada de Active City Stop, que se activa a velocidades de hasta 50 km/h, debuta en el nuevo Ford Focus que saldrá a la venta en Europa a finales de este año. Los sofisticados detectores de luz y sensores de distancia del Active City Stop escanean la carretera 50 veces por segundo, permitiendo al sistema atenuar la gravedad de las colisiones por alcance y, en algunos casos, evitando completamente el accidente. Si el conductor no reacciona a tiempo ante la ralentización o parada del tráfico, el sistema frena, reduce el par del motor y activa las luces traseras de emergencia.

Tags:

0 Comentarios

Puedes ser el primero en dejar un comentario.

Deja un comentario