>

SEAT Arosa Racer, el coche que no fue

En el mundo de los coches nos encontramos con una gran cantidad de prototipos, los cuales son utilizados en un futuro no muy lejano a su presentación para poder comenzar a diseñar o construir los diversos coches de serie.

Muchos de estos diseños finalmente no ven la luz, quedando solamente como una anécdota o un recuerdo entre aquellos seguidores de una marca en particular, o simplemente son rechazados por las malas críticas que reciben.

En esta ocasión, nos toca presentar un prototipo de la compañía SEAT que nunca llegó a producirse, pero no por ser un diseño poco agradable o no tener buenas prestaciones, sino porque su lugar se vio ocupado por otro coche.


De esta manera, el SEAT Arosa Racer sirvió como fuente de inspiración de los detalles finales de un nuevo Volkswagen Lupo, con quien compartía su plataforma, presentado en el año 2000 y que para el momento en que se dio a conocer este prototipo (el 18 de Septiembre del 2001) buscaba renovarse de cara a su segundo año de ventas.

Este SEAT Arosa Racer era un coche deportivo de buenas prestaciones, diseño compacto y un diseño juvenil, teniendo como única contrariedad la carencia de plazas traseras.

En cuanto a su motor, el Arosa Racer utilizaba un TSI 1.6 litros de 125 CV, con el que lograba acelerar de 0 a 100 en 8.3 segundos y alcanzaba la velocidad máxima de 207 kilómetros por hora.

Tal como hemos dicho, el Volkswagen Lupo logró ganar la pulseada, y este prototipo no pasó a ser un modelo de serie, pese a que se perfilaba como tal.

Vía: Super Cars

Tags:

6 Comentarios

  1. Paco dice:

    La mecanica mencionada TSi 1.6 125cv, no existia en aquella epoca, creo que habido una confusion con 1.6 FSI

Deja un comentario